miércoles, 27 de julio de 2011

Héroes de clase obrera

Los acuchilladores (Caillebotte 1875)


AS SOON AS YOU’RE BORN THEY MAKE YOU FEEL SMALL

BY GIVING YOU NO TIME INSTEAD OF IT ALL
TILL THE PAIN IS SO BIG YOU FEEL NOTHING AT ALL
A WORKING CLASS HERO IS SOMETHING TO BE...
Working class Hero. (John Lennon)

El gran John Lennon lo tenía claro. Él nació en los suburbios de Liverpool, esa ciudad que conozco bien tiene esa esencia. Desde el L1 donde convive el barrio chino con las residencias para estudiantes-vividores hasta el L7 (Kenny) donde se apiñan las casas sociales con mujeres en bata fumando en la puerta. En los barrios más bajos de aquella ciudad (de cualquier ciudad en el fondo) se pueden ver ejemplos de lo que la sociedad puede llegar a producir: Chicos que con algo más de 10 años se refugian en trackies (“chándales”) negros, drogas asequibles y que cubiertos con capuchas (skalies-hoodies) solo tienen la salida de la delincuencia. Chicas con embarazos prematuros fruto de la marginación y el tedio. Padres de familia alcoholizados, humillados y sin ninguna ilusión.

Lennon tenía razón ser un héroe de clase obrera es difícil. Te aplastan,  te educan; te muestran la zanahoria y te engañan para robarte lo poco que puedas ganarte con el sudor de tu frente. Básicamente, cuando escribió esa letra, la situación era: Desempleo; hastío y un futuro gris como el cielo del norte de Inglaterra.

John tenía razón: es casi imposible.

Recientemente he tenido algunos ejemplos de heroicidad muy cercanos: la que con la rodilla fuera de su sitio entre alaridos de dolor estaba más preocupada por no poder ir a trabajar el lunes que por su propio y muy evidente sufrimiento. El que acababa de cortarse literalmente un dedo con una sierra radial y que asume el dolor y el perder para siempre la movilidad de una parte de su cuerpo como “gajes del oficio”. Esos  son los gestos que nos quedan, tenemos que jugar para perder, las reglas son las de otros. No es el beneficio lo que anima a estas personas, no es una jugosa comisión ni un retiro dorado. La dignidad es lo único que nunca; nunca, nos podrán embargar, ni los bancos que hemos rescatado, ni los gobernantes que hemos votado.

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...