martes, 24 de enero de 2012

Preparando la mochila


Preparar una mochila para un viajecillo de cuatro días a cualquier parte de Europa es sencillo, al mismo tiempo disfruto como un mameluco con los preparativos. Es parte fundamental de cualquier aventura o de cualquier excursión aburguesada monótona y exhaustivamente fotografiada. En lo que se convierta el periplo de la mochila es cosa del porteador.

Este viajero se lleva puesto cuando sale de casa:

1 pantalones vaqueros
1 jersey ligero
1 camiseta manga corta
1 zapatillas de deporte gastadas pero no rotas
1 cartera con poco dinero en efectivo y las tarjetas de crédito revisadas


En la fiel mochila, de volumen apto para las exigencias de las aerolíneas low cost ,lleva:

4 camisetas de manga corta
2 pantalones tipo cargo (de esos con bolsillos)
Ropa interior carismática y viajada
1 jersey que abrigue pero que no asfixie
1 pequeño neceser de aseo sin nada liquido (esos controles de seguridad…)
1 cuaderno
1 cámara de fotos
1 teléfono móvil



Con esas exiguas pertenecías sobra y basta para un pequeño repiro de “one city”; de lo contrario habría que facturar maletas; y además cargar con ellas por toda la ciudad, cosa que todos sabemos es extremadamente incomoda.

La esencia del mochilero es viajar barato, en este caso nuestra pequeña excursión a Roma cumple los requisitos. Cuatro días para dos personas con desplazamiento y alojamiento llevan a un presupuesto total de 280 €. Volamos con Vueling y dormiremos en un Bed & breakfast cerca de la estación de Termini.

No hay mas planes, ni más dinero por lo que cumpliremos con todos los tópicos: comeremos en sitios de menú local; y si esto es demasiado caro un sándwich de cualquier supermercado, viajaremos en transporte público; no visitaremos las atracciones mas turísticas y caras…

Un viaje es siempre una experiencia vital e inolvidable. En este caso la citá seguro que nos ofrece algo que no podríamos tener en ningún otro sitio. Por eso vamos a buscarlo.

domingo, 8 de enero de 2012

Callejeros franquistas


"...la ley (de memoria histórica) establece que los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva del levantamiento militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura deberán ser retiradas de los edificios y espacios públicos. La retirada no será de aplicación cuando [..] concurran razones artísticas, arquitectónicas, o artístico-religiosas protegidas por la ley, lo cual podrá aplicar a iglesias."




Hoy dando un paseillo, al fin lo he hecho, he fotografiado la prueba de que en San Pedro de Pinatar (Murcia) se incumple la ley de memoria histórica. Se que hay otros muchos según los vaya cazando los iré denunciando.
Esos nombres me escuecen desde que los descubrí, allí, en lo alto, centinelas de la moral. Allí como si merecieran ser reconocidos y pudrirse alicatados y enhiestos, en vez de avergonzados y desterrados.

Creo sinceramente que al ayuntamiento de turno le debería dar vergüenza, no me imagino una calle Himmler y  mucho menos una avenida Hitler. Creo que el pueblo debería exigir que retiraran por fin los nombres de los tiranos de sus calles. Sino corremos peligro, no solo de no olvidar que no nos interesa, sino de recordar con cierta nostalgia, que es el camino mas directo al "glorioso pasado" y a la exaltación de franquismo.



viernes, 6 de enero de 2012

El rastro de destrucción y decadencia

Empezamos el año con poca broma desde luego. Los recortes de mi "querido" gobierno del PP, que siguen a los del denostado ZP amenazan con asfixiar mas aun nuestra dolorida economía, Keynes se retuerce en su tumba y los chicos de la escuela de Chicago viven uno de sus  momentos mas gloriosos.

El atraco les sale perfecto: la lían parda, se supone que les iban a dar para el pelo y que era un momento clave en la historia, "refundemos el capitalismo" que dijo Sarkozy. En realidad, es: No, adelgazamos los estados vendiendo lo poco rentable que queda en lo público; subimos las cargas a las rentas del trabajo mas que a las del capital, fortalecemos los bancos para que puedan seguir especulando contra los gobiernos democráticos; el crédito para operaciones de ingeniería financiera fluye rápido porque hay pasta (nuestra) y sin embargo y en contra de lo que nos quieren vender esa pasta no baja hasta la gente.

Nos desplumaron hasta 2008 cuando quebró el sistema,  luego se han buscado las mañas para echarnos la culpa a nosotros y nos han asustado tanto que primero les lamimos las botas y luego votamos a los suyos.

Ellos simplemente han hecho su trabajo, ganar dinero y asegurarse que van a seguir ganándolo. Lo malo es la vergüenza de la usura; el engaño; el robo; la connivencia con los corruptos y el rastro de destrucción y decadencia.

Después de la crisis mas grande del S XX Roosevelt creyó en la fuerza del estado para crear empleo y dinamizar la economía a través de la inversión publica e inventó los USA modernos. Rajoy (como Merkel, Sarkozy y Piñera) cree que lo primero es no gastar, como buen conservador. Sospecho que se equivoca. La no inversión no puede ser un remedio para la no economía.

Ilustra el artículo una instantánea tomada en una urbanización abandonada de Los Alcázares en Murcia. Unos bonitos apartamentos a pie de campo de golf, rodeados de malas hierbas, pintadas y restos de "botelleo". Para eso nos hemos quedado y lo que nos queda.


Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...