jueves, 30 de diciembre de 2010

2010 una odisea en el Rub-espacio

Camino de Asturies
2010 será para mí un año agridulce, cuando mañana haya engullido las doce uvas habrán pasado 365 días intensos y extraños a la par.

No comment
Termine el año 2009 volviendo de un gran viaje y sin curro. Empecé el año cojo, con un esguince grado 3 en el tobillo izquierdo. Estudié. Para continuar regateé en dirección al carnaval de Águilas en el Yaquestay donde los piratas volvieron a dar ejemplo. Estudié. Luego vino una excursión a Barcelona donde me reencontré con "el Nen" y su nuevo piso. Estudié. El bando de la huerta (primero en 5 años) no lo pude disfrutar mucho, renqueante de la lesión. Estudié. Fundé este blog con ilusión, para dispersarme un poco. Estudié. Ya estamos en Mayo así que estudié, estudié y estudié hasta Julio, hice un muy buen examen de oposición y aprobé.Lo celebre con un par de dias en la mítica costa del cabo de Gata. Ganamos el mundial (oe,oe,oe...).El veranito fue intenso, tambien me cambie de casa ante la locura del anterior vecino. En Agosto una buena excursión hasta Asturias pasando por Ávila y la casa del Estévez. Trabajé eventualmente. Miré las listas de interinos como un loco hasta que perdí la fé. Me recortaron dos veces el sueldo antes de empezar y me planto en Diciembre entre letras y dándome cuenta que está muy chungo: C.V; C.V; C.V. Jugué al básquet por primera vez en 13 meses. C.V; C.V; C.V.

Barna hospitalaria, como siempre
A este año le sobra crisis y le faltan viajes, me encantó Asturias pero falta moya, necesito más kilometraje e intensidad. Le sobro aprendizaje y le falto producción, tanto esfuerzo, tantas horas de estudio se quedaron en un recorte de gastos de la administración pública. Este fue un año duro de muchas horas de soledad, pero un año grande porque viví cosas importantes, tensiones fuertes y puse a prueba cosas que tenía casi olvidadas. Ademas he dejado en este blog ni mas ni menos que 99 entradas, ¡un pedacito de mi en la blogosfera!

Para el año que viene solo dos cosas: Trabajo y salud. Lo demás ya lo pongo yo, y prometo con esas dos indispensables condiciones fabricar el dinero necesario para hacer algún que otro nuevo viaje de leyenda.

martes, 28 de diciembre de 2010

Los errantes y el espíritu de Orgósolo


Uno de los hogares del viajero: Su tienda de campaña.
Esta navidad he estado leyendo mucho, sobre todo blogs afines y publicaciones digitales de periódicos nacionales e internacionales. Estoy un poco cansado de la cantinela de la crisis, del "asco de vida", del pobre de mi...Yo mismo he llegado a caer en los brazos de la fiebre y he publicado algunas entradas con un tono demasiado lastimero.
 Por eso, como decía he leído mucho "de lo alternativo", y entre este espectro lo que más me ha gustado ha sido una entrada (Como viajar barato) de una compañera bloguera y viajera a la que no conozco en persona pero con la cual tengo una cosa en común: Espíritu errante. Su blog tiene un enlace fijo en el mío desde el principio de los días, y leo cada una de sus entradas con atención. Es una rara avis, una viajera de verdad, con vocación y que además tiene arte para fotografiar y escribir sus peripecias. En su bitácora todos los viajes son buenos y todas las cosas chungas que pasan son anécdotas para dar sabor a la aventura. Esa es la actitud del buen viajero.Esa es la manera de enfrentar la vida , con buen humor y ganas cuando no todo sea de color rosa chicle. Aquí os dejo el enlace al mundo de los viajes de Inés.

Por mi parte y recuperando el optimismo y las ganas de seguir en la brecha hoy os regalo unas  fotos de Orgosolo en Cerdeña. Es un pequeño pueblo cerca de la ciudad más importante del centro de la isla (Nuoro), los turistas más tradicionales suelen perderse esta pequeña joya contestataria. Es muy curioso ver a los lugareños embutidos en sus tradicionales trajes sardos (pana incluida) a más de 30º. Pero lo mejor de este pequeño pueblo es el aire de autenticidad, lejos de vila certosa y de la Costa Smeralda, aquí todavía se respira el aire partisano y el espíritu de la isla. Cerdeña tiene muchas cosas que ver y una de ellas es este rincón de unos 4000 habitantes donde en los muros se clama contra la injusticia.

Además de esto en la zona centro de Sardegna se pueden encontrar vestigios arqueológicos de gran valor como las Tombas di giganti, o las cuevas de hadas (En realidad enterramientos megalíticos) en un entorno prácticamente virgen.

"A partir de finales del siglo XIX el nombre de Orgosolo se difunde en Europa tras la estela de numerosos episodios interpretados en clave de bandolerismo.
En los años 50 del siglo pasado, los estudios antropológicos de Franco Cagnetta evidencian la existencia de una comunidad arcaizante en plena Europa, en el centro del Mediterráneo, en neto contraste con el desarrollo propio de la modernidad. Tal lectura la asume también Vittorio de Seta en su largometraje “Banditi a Orgosolo”, obra maestra y cumbre del Neorealismo italiano, que contribuye notablemente a difundir la fama del pueblo.

A principios de los años 70 del siglo XX se remonta otro fenómeno, esta vez de alto contenido artístico, además de social y político. Hablamos de los murales que singularizan característicamente al centro habitado de Orgòsolo como un unicum de entre los paesi dipinti, donde los murales son vistos cada vez más como una opción de ornamentación urbana.

Los murales de Orgosolo nacen y se desarrollan en un ambiente socio-político que involucra activamente a sus habitantes, primero con los chavales de las escuelas y luego con la participación crítica de la colectividad de los mensajes ahí contenidos." Fuente: http://www.comune.orgosolo.nu.it/


El pasatiempo local: Disparar a las señales.

Tomba di giganti cerca de Orgosolo. 4000 años de historia la contemplan
Los murales típicos son la expresión del pueblo.









lunes, 27 de diciembre de 2010

Pachangas

Pachanga fin de temporada 2009. Observese la gran capacidad de salto del que suscribe.
Hoy lunes es día de baloncesto. La semana pasada después de 14 meses lesionado , volví a reunirme con los amigotes de “la pachanga”. Esta tarde si no llueve, o algo parecido, que pudiera ser, nos veremos las caras de nuevo en las pistas de La Vega.

Allí estarán los más finos estilistas, junto con los rudos vampiros del rebote, las estrellas fibrosas y los que tendemos a estar en forma (redonda) como yo, además de algún fichaje foráneo, que últimamente hay hasta algún americano.

La sensación de volver a pisar la cancha después de tanto tiempo fue magnífica, me entusiasmo el frio en los dedos, la cabeza humeando por el contraste de temperatura, y la risa ante la esperpéntica actuación de quien hacia más de un año que no tocaba un balón. Pero lo mejor de todo es la competitividad sana, el compañerismo y la diversión barata, muy barata. Son cosas que te dan que pensar, que realmente no hace falta mucho para ser feliz un ratillo. Solo se necesita un grupo de jugadores, un balón y un par de canastas. El buen tiempo y las ganas vienen de serie.

Donde yo vivo la gente gasta ingentes cantidades de dinero en equipación para jugar al golf (esto solía incluir incluso una casa en un resort), esa gente que viene del norte busca sol, paz y diversión…pero paga demasiado por ello, pagan tanto que muchos de ellos han hipotecado su futuro buscando un sueño.

Nosotros los pachangueros nos juntamos de vez en cuando, echamos unos tiros y generamos endorfinas como ellos, pero sin más pretensiones (aunque algún baker boy, vestido de Nike hay por ahí), solo practicando un hobby que es saludable, barato y muy recomendable.

jueves, 23 de diciembre de 2010

La tierra de Papa Noël: Rovaniemi y Laponia


En  la oficina postal de Santa. Foto: D.Gaspar y R. Ros.
Mañana es Nochebuena, pasado Navidad.
Hoy, después de dos entradas lastimeras, prefiero hablar de cosas ms bonitas y que nos gustan más a
todos.

Hoy voy a hablaros de la ciudad de Santa Claus, que es un producto turístico que está muy cerquita de Rovaniemi, encima del círculo polar ártico en Finlandia. Aun así, merece la visita, Lapland (Laponia) está muy lejos… y ya que estas allí, pues ¿por qué no visitar al viejo?. Sobre todo para viajeros con niños es muy recomendable, puedes llevarlos al lugar donde habitan sus sueños, pueden sentarse en el escritorio donde él lee cada una de las cartas que le llegan de todo el mundo y pasear por las calles de su pueblo, rodeado de duendecillos y renos.

Estuve allí hace ya seis años, y el viaje fue bastante divertido en un tren nocturno desde Tampere que ya conté en otra entrada. Lo cierto es que Rovaniemi no vale mucho, es una ciudad fría y de aspecto “soviético”, el cielo es casi siempre gris y tiene un poco el ambiente de una película de David Linch, gente muy extraña, sombría y silenciosa mezclada con hordas de turistas, un poco surrealista.

El camping de Rovaniemi, el sol de Medianoche.
Lo bonito esta alrededor, en la ciudad hay uno de los mejores campings en los que he estado, con unas instalaciones magnificas. Pero cuidado, los mosquitos lapones son de antología. Ellos se encargaran de amenizarte las noches con un sol que no te dejara dormir. Una de las noches que pasé allí, decidimos salir a tomar algo, y se nos hicieron las 4 de la mañana, con lo cual las calles estaban casi vacías, pero había algunos jóvenes rubios por ahí, borrachísimos de Lapin Kulta (cerveza local), música rock…Y un sol cegador. Lo dicho, surrealista, Buñuel hubiera sido feliz.

Alrededor de la ciudad hay 3 ríos y hasta 10 lagos, que en invierno se congelan, yo fui en el mes de Julio y los bosques que rodean la urbe y que se alimentan de tanta agua estaban en todo lo suyo, un verde oscuro y espectacular que me lleno los ojos. A mí que vengo casi del desierto me impresiona mucho la vegetación cuando es exuberante.

Interior de un Tipi Saami. Foto D.Gaspar y R Ros.
Rovaniemi es el último lugar donde llega el tren, pero es el punto de partida de la aventura si el viajero se dirige a Cabo Norte, a partir de aquí el camino boreal se enmarca dentro de una espesa foresta, con pequeñísimos pueblos cada 250 Km y gasolineras sin dependientes. La carretera que cruza Laponia es una de las más bonitas por las que he conducido, cuando se abre un hueco entre los árboles, es para que te asomes a un lago, donde late la vida a la espera del invierno, que seguro es la época del año donde más se siente la vida de los Saami y los renos, que para eso es la tierra de Papa Noël.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Iberia Sumergida


Amanecí con los puños bien cerrados
y la rabia insolente de mi juventud.
la ingenuidad nos absuelve de equivocarnos

que cada uno aporte lo que sepa.
te hicieron pan y ahí te consumimos
y la venganza es un trasto tan inútil.
este es mi sitio

y esta es mi espina.
Iberia sumergida
en sus rumores clandestinos.
formulas preguntas con semilla de respuesta

y conozco cual es tu camino de memoria.
descreo de la razón de la mayoría
y sus abrazos propietarios, sin salida.
ahora que padeces de insomnio
quisieras morir de siesta.

este es mi sitio
y esta es mi espina.
Iberia sumergida
en sus rumores clandestinos.


Ayer escribí una entrada bastante dolorida. La verdad es que me quemaba por dentro, el lunes fue un día durillo, demasiadas malas caras.
Hoy me he levantado ya no depre sino cabreado, y después me he encontrado con la noticia de los brutales recortes del gobierno (del PP) de la Región de Murcia, según ellos es culpa de gobierno central(PSOE) . Pos vale, aquí todo es culpa de los mismos, pero los palos los llevamos los de siempre.
El caso es que los recortes han ido a parar en gran parte a Educación, han decidido quitar el plus de productividad a los docentes no universitarios (175 €), y recortar gastos en la cobertura de bajas laborales. Esto a mi personalmente me afecta de manera que si lo tenia difícil para que me llamaran, ahora lo tengo mas aun. 
A todos los que ven como Iberia se sumerge, a todos los que mangonean sin conciencia, a todos los que sufren una crisis de la que no tienen la menor culpa, les regalo este temazo de los Héroes que definía hace 15 años un estado de animo. Hoy es perfectamente valido, hemos cambiado, pero no tanto.

Wikipedia:"Iberia sumergida" es uno de los pocos temas compuestos por Enrique Bunbury cuya letra puede considerarse explícita. La compuso en un momento en que la corrupción en España alcanzó sus más altas cotas, y nunca negó que "Iberia" representada a España y "sumergida" a su caótica situación en aquel momento.
Con las habituales metáforas empleadas por Bunbury en sus composiciones, el tema aborda el tema del conformismo y la corrupción política y económica

  

martes, 21 de diciembre de 2010

Desde el abismo

Si se vendia, si.
Últimamente he estado un poco despegado de la tecla, lo siento, pero es que la búsqueda incesante de empleo absorbe buena parte de mis energías.

Físicamente, patear la ciudad sin tener un destino claro es un agotador, aunque en realidad lo que cansa y aplasta es dar vueltas, ver como todos van a algún sitio, todos tienen algo que hacer, menos tú.

La mía es una historia vulgar, de un licenciado en una carrera no técnica (Historia), que decidió ser independiente y no hacer lo que le decían que hiciera: Opositar. Además este pobre diablo un día decidió emigrar, y paso una temporadita en la tierra de los Beatles donde a la par de alcanzar un notable dominio de la lengua de Shakespeare vivió una experiencia maravillosa de la que aun guarda grandes amigos .A la vuelta coincidió en el tiempo con la mayor burbuja económica de la historia de España: tuve la suerte de vivir el boom inmobiliario en la tierra de los resorts y campos de golf (Murcia) así que nunca me falto trabajo, por lo que nunca me plantee redirigirme hacia la docencia, tenía expectativas, tenía un camino.

La burbuja me permitió la independencia económica, mi trabajo me dio un alquiler en la playa y un flamante Altea rojo. Al mismo tiempo yo personalmente vivi el crecimiento de una empresa inmensa acuciada de caciquismo endémico; vi como los que apenas tenían un terruño poco después conducían coches de empresa, vi como se multiplicaban los directivos y el presidente conducía un carraco de 120.000 €, vi como un albañil al que su padre le dejó un “capazo con herramientas” se convertía en “constructor” de pitillera de plata. Con los ojos como platos recibí (junto con los otros mil empleados) DOS cestas de navidad el mismo año: Una de bebida y otra de comida, generosa burbuja.

También vi gente buena, con ganas de trabajar, que enloquecía dentro de un sistema en el que lo único importante de verdad es que se o llevara muerto quien se lo tenía que llevar. Claro que de eso te das cuenta cuando estas fuera de la rueda, cuando vas con la soga al cuello lo único que ves es la zanahoria que te ponen delante, aunque sospechas que no te la comerás tu, sino el jinete de te cabalga.

Luego empezó a deshacerse como un azucarillo el gigante con pies de barro, yo mismo vi como a un pobre tipo le cortaban el teléfono, y cuando desde el fijo más próximo llama a la central, le dicen desde RRHH: “Acércate que tienes que firmar el finiquito”. Los viernes eran días duros, de despidos, vi cientos llorar, demasiadas lágrimas para alimentar a la burbuja. Gente hipotecada que dejó su anterior empleo por pura y humana codicia, gente humilde que empezaba a despegar, jóvenes que tenían allí su primera oportunidad. Todos encaraban el viernes pensando ¿Me tocara a mi hoy?.

Finalmente me llego el turno, yo lo estaba deseando, la verdad, después de cuatro años ya no me creía la milonga, sabía que allí no podía aspirar más que a poner el lomo, humanamente necesitaba aspirar a más respeto, más dinero y mas tranquilidad. Me fui contento, con lo que me correspondía y quedando muy bien con todo el mundo. Me dedique a estudiar muchísimo, tanto que a la primera aprobé la oposición de profesores de enseñanza secundaria… Pero me tope con los recortes, las listas de interinos inertes y la educación de mi región en bancarrota. Otra vez llegue tarde y mal.

No es culpa de nadie, solo mía. Nunca tuve una especial gracia para elegir mis esfuerzos, y por eso me encuentro: Con una carrera sin otra utilidad que la de ganar al trivial; con un pasado laboral disperso y sin saber nada en especial; con un idioma que es un complemento, pero no algo decisivo; con una oposición aprobada en la época de los mayores recortes del estado de bienestar de la historia de España; buscando trabajo en cualquier Burger King cuando el desempleo es del 23% en mi región…

Una historia vulgar, real y de primera mano que os cuento con la esperanza de un futuro mejor, pero teniendo serias dudas sobre ello. No veo como, ni cuando, la verdad. Me siento una herramienta usada de albañil, arrumbado en la capaza sin capacidad de decidir sobre mi presente, ni mi futuro. Me siento parte de una generación equivocada que siendo la mejor preparada de la historia, sufre de mal gobierno y peor mercado. Nos agarramos con las uñas a las paredes de un abismo, oscuro, peligroso y perversamente escurridizo. 

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El invierno llega con viento del norte

Playa de Hammamet (Tunez)
Hoy sopla el viento de Noreste en la costa, brilla un sol frio, que ocupa el espacio que dejan las nubes que vuelan . Cuando gregal peina las playas de invierno se envuelve la existencia en fríos remolinos de nostalgia. Las arenas vacías, huérfanas del tropel estival, se encrespan ariscas. Las olas terribles y exactas golpean las rocas, una y otra vez, son el reloj del mar.


En mi tierra  el mar es amable, nada que ver con el majestuoso cantábrico del norte de España, y menos aun con los salvajes mares del norte de Europa. Aún así cuando el viento del norte aúlla hasta las palmeras se inclinan a su paso, la balsa de aceite del Mar Menor quiere hacerse mayor y se riza vacio de la marabunta turística. Los trabajadores del campo doblan el espinazo, parece que rindieran pleitesía al frio.

En España donde resuena aun el miedo al hambre, las abuelas recuerdan la postguerra, se arriman al brasero, y rezan: “virgencica que me quede como estoy”. Las madres con asombrosa hiperactividad, cuidan que los niños vayan abrigados hasta el agobio, que se tapen la boca para que no se constipen y después se van a trabajar, con el corazón helado, ellas quieren estar donde están sus críos.

Los hombres se arrebujan en el bar para tomar un coñac (brandy dicen ellos) a primera hora de la mañana, fuman y se quejan del trabajo, pero en el fondo, mientras se frotan las manos dan gracias por que pueden ser aun hombres y llevar el pan a sus casas.

Playa de Loken (Mar del Norte, Dinamarca)
En las oficinas se está mejor dentro que fuera, por una vez, y a la hora del desayuno se debate sobre la rebaja de Moody´s y sobre la operación galgo, dándole vueltas al café mientras llega esa tostada. Nadie sabe lo que va a pasar, nadie tiene confianza ni en este gobierno ni en el que venga. Se recuerdan otros tiempos, se sueñan con los venideros y mientras fuera, el invierno llega abrazado a un viento del Norte y promete quedarse una temporada, con crisis o sin ella.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Noches de aeropuerto

No tengo ganas de hablar de los controladores pero se juntan viajes y política, no puedo evitarlo, en este blog en Agosto ya hable de ellos. Yo decía que no se iban a atrever a hacer una huelga en el mes vacacional por excelencia. Efectivamente, no la hicieron.

La dejaron para Diciembre, sin avisar, poniendose todos mlitos a la misma hora, para el puente y jodieron a todo el país, cuya imagen (al borde del rescate; en súper-crisis; y dependiente del turismo más que nunca) queda a la altura de otros tiempos menos civilizados.

Las imágenes de miles de personas tiradas en aeropuertos, durmiendo sobre los adornos de navidad, haciendo colas kilométricas para reclamar sin fe ninguna son duras y enternecedoras. Qué buena gente que somos casi todos: Lo lógico hubiera sido ante la actitud irresponsable de los millonarios desgraciados que son los controladores, pegarle fuego al aeropuerto de turno; a la Moncloa o a lo que hiciera falta. En vez de eso, la gente reacciona pacíficamente y se la traga doblada. Ahora quedan reclamaciones y siglos de litigios para redimir responsabilidades, admirable, somos un país de gente admirable. En este caso creo que hasta el gobierno ha actuado correctamente, aunque lo de la militarización da miedito...

Estamos acostumbrados a que nos jodan. Toda la vida hemos tenido quien nos manipulara, extorsionara, vilipendiara, explotara y pusiera de rodillas, por eso ante los recortes sociales: NADA, ante la miserable actitud de "los mercados" que nos roban a manos llenas: NADA; ante el chantaje de unos desgraciados que ganan en un año lo que un tío normal ganaría en diez: NADA.

En mi vida he pasado alguna noche que otra en aeropuertos del mundo, y os aseguro que son posiblemente el lugar más incomodo que se pueda diseñar. Son un lugar de tránsito.

La más memorable de ellas fue en Dublín, cuando mi vuelo se canceló por la niebla y el buen amigo que viajaba conmigo y yo tuvimos que pasar la noche en el trocito de moqueta que había debajo de un cajero automático. A las 05.00 am la policía nos desalojó.
Luego en Gambia soportamos estoicamente cinco horitas de retraso y se nos hicieron, otra vez las 05.00 para dejar el incomodísimo aeropuerto de Banjul.
Otra noche gloriosa fue en Cagliari, cuando nos quedamos sin hotel, y tuvimos que esperar plácidamente hasta que nuestro vuelo saliera a la 06.00 am.

Estas historietas no son nada comparadas con las que hemos visto en televisión estos días, provocadas por la poca vergüenza de estos tipos, ayer en "Comando actualidad"(TVE) decía un afectado: "¿Quien carajo son estos tipos para decidir si yo debo pasar la noche en Madrid o en Paris si me da la gana?". Mas razón imposible, lo que han hecho es secuestrar a 600.000 personas porque les dio la gana.

Espero que paguen por ello, más pronto que tarde. Lo espero de verdad por esa gente pacífica; noble y paciente como ella sola que se ha visto rebajada a rehén sin comerlo ni beberlo.

viernes, 3 de diciembre de 2010

El loco (improvisación)

Se desgrana la ilusión, mientras el caminante hunde sus pies en el fango.
Por un momento eterno el quizás se confirma en un genuino relámpago,
los deseos son pasado y el presente es tenue, fugaz y esquivo.

La duda se apodera del hombre y la esencia se escapa del ser,
esto no es como él lo quiso, ni aun se le parece.
La nada tampoco está esperando, no había nada cierto al nacer.

Hoy es el día, el juicio no puede esperar
El camino se bifurca, la canción no deja de sonar,
la luz y la penumbra logran dejar de luchar.

Ya no hay tiempo, no hay espacio,
solo la sensación de volar, suave, despacio.
Desde abajo lo miran: "En efecto, el loco saltó"

miércoles, 1 de diciembre de 2010

París, bajo los adoquines: la playa


Paris es muchas cosas, a cada uno de los millones de turistas que la visitan anualmente le deja un poso permanente.

Para mi es la ciudad que visite por primera y última vez en un frio y lluvioso diciembre, allá por el año 1996. De la ciudad de los enamorados me acuerdo de los Campos Elíseos iluminados en ambiente pre-navideño, me acuerdo del arco de triunfo grandioso y de la caótica circulación a su alrededor, me acuerdo del horrible museo Pompidou; del Louvre; del impresionismo de Orsay; de Notre Damme a la que le faltan las picudas cúpulas. Recuerdo un paseo nocturno, con amigos que todavía lo son, por el barrio latino Recuerdo la Bastilla, los almacenes Laffayette y la plaza de la Concordia. Y allí me quedé.

En cierto modo en los catorce años que he vivido después de aquello sigo amarrado a París, en aquellos días eche un ancla en mayo del 68. Entendí, despues con el tiempo, por qué buscaban la playa bajo los húmedos adoquines. Al tiempo en mi periplo por la universidad leí cientos de libros que hablaban de la búsqueda de la libertad por parte de los hombres, aprendí que siempre hay otros hombres que no quieren la libertad, que les da miedo.

Paseando por las mojadas aceras, aceptando la majestuosidad de una de la ciudades más bonitas del mundo pude imaginar otros días lejanos,de barricadas que cerraban calles y abrian caminos, cuando en la Sorbona se pedía al mundo que respondiera con preguntas; que olvidara lo aprendido para aprender a soñar; cuando la imaginación se encaramaba al poder...Reviví días de gloria, cuando para ser realista había que pedir lo imposible.

Paris es para mí la ciudad de los sueños, de la melancolía lluviosa; del las algaradas callejeras; de la eterna disconformidad, es ese amor de juventud al que nunca se olvida y que siempre tendrá 18 años. Ese es el poso que dejo en mi la ciudad; es el recuerdo que tengo, quizás por eso nunca he vuelto, no tengo la sensación de que la realidad que vaya a encontrarme con ahora sea más evocadora que la suave bruma que recubre mis recuerdos.

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...