miércoles, 28 de julio de 2010

Vergüenza torera

Se suele pensar que los toreros saben mantenerse dignos y honorables a pesar de estar teniendo una mala actuación en la plaza, y que a pesar de estar heridos suelen continuar en la arena hasta que acaban la faena. A esto se le llama vergüenza torera.

Pareciera que todos los políticos, todos, optan por no tener vergüenza ni orgullo y por sus intereses partidistas llevarse por delante lo que haga falta.

Hoy en Catalunya es un día triste, ha triunfado la prohibición en vez de la educación y la cultura.

La prohibición de las corridas de toros en Barcelona es un movimiento de "baja política" que se carga de un plumazo uno de los lazos más fuertes que unen a los catalanes con el resto de España. Catalunya no es solo la visión cerrada y excluyente de ERC e incluso del analfabeto de Montilla, Catalunya es el Mediterráneo de Serrat, al cual pertenece el mito del toro que entro en la península por Ampurias con los griegos.

Hoy en esta región de tan grandes gentes, artistas, poetas y genios universales se han cargado una parte de su propia cultura, de su propia herencia, de su propio futuro, de la mano de unos politicuchos cuyas miras no llegan más allá de las próximas elecciones y que desconocen su patrimonio y su identidad más allá de soflamas independentistas.

Los toros no son "españoles" son mediterráneos y latinos, por ende son catalanes. En cada pueblo, en cada ciudad tienen su propia idiosincrasia y forman parte de la manera de ser de esta tierra brava o mansa según el día.

Entiendo perfectamente a los que defienden a los animales, comprendo a los que no les gusta la fiesta a costa del sufrimiento.

Si levantamos un poco la mirada podemos observar que esta prohibición no tiene nada que ver con esto, es un paso más hacia la eliminación de lo que une culturalmente a Catalunya con el resto de su entorno y por supuesto con España, que es el objetivo último: No ser España. 

Este movimiento de bajísima estofa política me da mucha pena, porque se levantaran debates entre taurinos y animalistas cuando el giro es de más largo recorrido: no son los toros, a los que han votado esta mañana les da lo mismo la salud de los magníficos animales.

La creación de una nueva identidad "nacional" y la eliminación de la "vieja" la que se está llevando a cabo, paso a paso, separando dos identidades que han crecido juntas desde siempre.

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...