lunes, 25 de febrero de 2013

El remanso



Después de una curva cerrada a izquierdas, de unos dos kilómetros,de carretera rural/ruralísima y una rampa de cerca del 25% allá arriba esta la casa que mi padre ha hecho con sus propias manos.

Allí, no tengo cobertura móvil y nadie sabe ni si quiera lo que es Google. La radio es un transistor que a veces(solo a veces) acompaña a las mujeres mientras preparan el arroz, de sabor fuerte y cocción con fuego a la leña.

Revolotean las gallinas , el viento a veces sopla fuerte atrapado en este valle, choca con unos muros de piedra arenisca que lo devuelven hacia el otro extremo. A lo lejos ruge lo que parece una moto sierra o un aficionado al cross haciendo cabriolas, no lo se.

Los hombres se afanan en construir no se que historia en el gallinero, en su algarabía obrera juraria que son felices trabajando un domingo. Quizas ese trabajo sea el descanso de la vida. De la crisis, de los hijos en problemas, de...

Este es el remanso de paz; de cosas a la antigua de raíces; de callos en las manos y de aire fresco.


Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...