martes, 20 de noviembre de 2012

El teléfono mudo


Pasan los días y el teléfono esta mudo. En él guardo todas mis esperanzas de no emigrar otra vez, de poder construir una vida, una familia y un futuro. En su cuerpo inerte acumulo trabajos y momentos, en el reside un mañana que no se donde amanecerá. Yo decido pero él dicta. 

 Por mucho que lo llevo conmigo, que lo paseo entre los cadáveres de lo que una vez fueron empresas, por mas que de arriba a abajo patea los pueblos del campo de Cartagena; se pierde por las abigarradas calles de Murcia; investiga la apretada Costa de Orihuela y navega como surfero californiano por la red, indefectiblemente mi teléfono esta mudo.

En este erial que nos han dejado entre unos y otros caminamos mas de 5 millones de almas buscando y buscando, luchando a brazo partido con las contradicciones que provoca que la tierra que quieres no sea capaz de proporcionarte una vida. Peleamos contra un país   cuyos tópicos pesan mas que nunca y que está totalmente desmoralizado.Recuerdo cuando funcionaba el palo y la zanahoria , hoy en día la hortaliza la han engullido gordos banqueros y mezquinos políticos y ya solo nos queda el palo.

Vi el otro día una pancarta absolutamente brillante en una de las manifestaciones de la huelga general:

EN 2014 SOLO HABRÁ 2 TIPOS DE ESPAÑOLES:
ESPAÑOLES POR EL MUNDO Y CALLEJEROS

Esa es la sensación que hay en la calle: que el camino esta cubierto de una neblina baja que viene de Alemania  que aviesamente nos conduce al precipicio. Que los que puedan deben echarse a un lado y correr hacia lugares menos peligrosos y que ademas el puñetero teléfono sigue estando terriblemente mudo.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...