martes, 29 de marzo de 2011

Ventimiglia (rubber soul)


El tren de anoche me llevo a un sitio que no me esperaba. Resulta que Vintimille es el nombre francés del pueblo italiano Ventimiglia. Me recuerda mucho a la costa mediterranea española, de hecho me he enterado que esta zona de Liguria es algo así como la costa del sol del norte de Italia. He llegado muy temprano, cerca de las 06.00 am y la ciudad desde el principio me ha incomodado un poco.

Me encuentro con un lugar alargado y pegado a la costa sin ningún atractivo. Solo un mercadillo bastante curioso en el cual tengo que llevar especial cuidado con mi mochila. La playa es de cantos rodados y saturada de construcción y turismo de fiambrera. A la espera del próximo tren que tomaré (a eso de las 20.00) me doy un paseíto por la orilla del mar, hace un poco de rasca así que me abrigo, como algo en un puesto callejero y me dirijo a la estación. Por el camino compro en un pequeño supermercado unas ligeras viandas: Pan de molde, agua “non frizzante” que me cuesta encontrar y paté de buena calidad. Esta es una zona turística y por eso no me sale demasiado barato. A veces cuando no planificas pasan estas cosas, llegas a sitios que no te atraen especialmente; tienes que esperar un buen rato para marcharte y además te sale caro. A cambio la libertad de quedarte o no.

Llegare a mi destino a una hora bastante intempestiva, a eso de las 22.30, puedo tener problemas para encontrar alojamiento así que gestiono un hostal desde un pequeño (y cutre) cibercafé de los alrededores.

Me apalanco en un banco de la estación y miro con ansia mi merienda-cena mientras espero al dichoso tren que me va a llevar a Génova. La verdad es que he tenido suerte, al final este lugar está bien comunicado y podría haber vuelto a Paris, dirigirme a Mónaco o el norte de Italia hasta Milán, tal y como he elegido yo. Aun así tengo ganas de marcharme de aquí. Mientras espero conecto mi teléfono móvil y mando un SMS a casa (todo ok) , escucho un poco de música (le toca el turno a “The rubber soul” de los Beatles), observo a los veraneantes ir y venir y yo canturreo en francés: Sont les mots qui vont très bien ensemble…

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...