domingo, 1 de mayo de 2011

Laboriosa congoja



Dia de la fiesta del  trabajo. Días de laboriosa congoja. La otra mala noticia era la del paro. Personalmente tengo las cosas muy claras, os remito al artículo que publique en cinco noticias .Lo veo, y lo siento en lo macro pero en lo micro no tanto.

Yo mismo soy el ejemplo de los voceros de unos y otros, es fácil hablar, escribir, analizar, dar opinión e incluso manipular. Luego en todos lados cuecen habas. Yo que lo veo cristalino y que con perspectiva puedo, si no juzgar, si escudriñar la historia y el presente, no puedo; no soy capaz de entender mi propio camino. Sé porque estoy donde estoy pero no veo hacia donde voy, y muchas veces repito errores conscientemente.

En eso esta España, en días de labor, de agachar la cabeza y de tener miedo. Bueyes que tiran del carro sin atreverse a levantar la mirada, ni a arrear un patadon a sus amos. Bueyes que si cobraran conciencia de su fuerza y de su valor se indignarían y se quitarían el yugo de una vez.

Son días de poca alegría, en la calle se nota, en el ambiente áspero como la lija se gastan las alegrías de pasado. En ello se consumen las vidas de la gente normal que con el cotidiano pulso de la subsistencia se arreglan.

Los bueyes tiran del carro, los españolitos dejan de preguntarse quién tiene la culpa y arrean con nobleza hacia un horizonte más bien oscuro, ¿Por qué?, Porque no queda otra, estamos tan acostumbrados a que nos roben, nos engañen y nos mientan que no nos sorprende ni nos indigna. Simplemente los mas pasionales pelean con más fuerza y los mas reflexivos se llevan las manos a los ojos, no para restregarse sino para no ver. Por miedo, porque no sabemos indignarnos, ese derecho nos lo cambiaron (con el tocomocho) por laboriosa congoja.

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...