viernes, 6 de enero de 2012

El rastro de destrucción y decadencia

Empezamos el año con poca broma desde luego. Los recortes de mi "querido" gobierno del PP, que siguen a los del denostado ZP amenazan con asfixiar mas aun nuestra dolorida economía, Keynes se retuerce en su tumba y los chicos de la escuela de Chicago viven uno de sus  momentos mas gloriosos.

El atraco les sale perfecto: la lían parda, se supone que les iban a dar para el pelo y que era un momento clave en la historia, "refundemos el capitalismo" que dijo Sarkozy. En realidad, es: No, adelgazamos los estados vendiendo lo poco rentable que queda en lo público; subimos las cargas a las rentas del trabajo mas que a las del capital, fortalecemos los bancos para que puedan seguir especulando contra los gobiernos democráticos; el crédito para operaciones de ingeniería financiera fluye rápido porque hay pasta (nuestra) y sin embargo y en contra de lo que nos quieren vender esa pasta no baja hasta la gente.

Nos desplumaron hasta 2008 cuando quebró el sistema,  luego se han buscado las mañas para echarnos la culpa a nosotros y nos han asustado tanto que primero les lamimos las botas y luego votamos a los suyos.

Ellos simplemente han hecho su trabajo, ganar dinero y asegurarse que van a seguir ganándolo. Lo malo es la vergüenza de la usura; el engaño; el robo; la connivencia con los corruptos y el rastro de destrucción y decadencia.

Después de la crisis mas grande del S XX Roosevelt creyó en la fuerza del estado para crear empleo y dinamizar la economía a través de la inversión publica e inventó los USA modernos. Rajoy (como Merkel, Sarkozy y Piñera) cree que lo primero es no gastar, como buen conservador. Sospecho que se equivoca. La no inversión no puede ser un remedio para la no economía.

Ilustra el artículo una instantánea tomada en una urbanización abandonada de Los Alcázares en Murcia. Unos bonitos apartamentos a pie de campo de golf, rodeados de malas hierbas, pintadas y restos de "botelleo". Para eso nos hemos quedado y lo que nos queda.


La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...