martes, 1 de mayo de 2012

Primero de Mayo





Hoy 1 de Mayo me he refugiado de la locura de la oficina, de la esquizofrenia del gobierno, de la crisis, del ansia... en mis rincones cercanos.
Un paseo cerca del mar, el sol de este mediterráneo que aguanta estoico los varapalos de los mercados, un buen libro que habla de la Toscana y susurra viajes a mi mente, un arroz a la leña y la familia.
Todos esos recovecos reconcilian con la vida, amañan los tejemanejes del día a día y soplan como un buen viento a favor. 
Uno de los días que me dejan , como diría Michael-Marshall, simplemente ser, lejos de las adicciones y las obligaciones. Puedo respirar hondo, notar la primavera en su esplendor, disfrutar de los pequeños placeres y sentir que a veces merece la pena.

Mañana sera otro día, centrado en la producción, la mejora continua , "la suerte que tengo de estar trabajando", los errores, los marrones, los aciertos y la tensión y el estress. Un 2 de Mayo poco heroico,me temo. Igual que hoy ha sido un día del trabajo poco trabajado.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...