lunes, 21 de febrero de 2011

Hoy...

Amiguetes
Envidio a Juan Carlos I porque hiciera lo que hiciera hace 30 años iba a salir ganando. También odio a Gadafi porque lleva más de 40 años en su trabajo, roba en la oficina, es amigo de Aznar (al que tambien le gusta bombardear a la gente),  se cepilla a las secretarias (como su colega Berlusconi) y solo una revolución puede echarlo. Admiro a Angela Merkel porque es un hombre poderosa que nos gobierna con crochet de derecha.

Flipo con Messi porque es el más grande que he visto jugar (con 1,69).Me hace gracia Walter Pandiani porque le quiere (y puede) partir la cara al tontaco de CR7. Hago una reverencia a Pau Gasol porque cuando se retire nos daremos cuenta de lo que está haciendo. También aplaudo a Aranzubia que es el héroe anónimo. Me quema el dueño de Red Bull que tiene que ser muy rico para tener dos equipos en F1, por eso ahora bebo zumo de naranja de la huerta del viejo.

Pilar Rubio
Me encanta Pilar Rubio porque puede llorar y mantenerse perfecta. Parece una vulgar Mercedes Mila, que cumple el sueño de toda maruja: marujear cobrando. Desprecio a Salvador Sostres que haciendo gala de su único don (ser gilipollas) vive de ello. Sonrío con Perez-Reverte que dice lo que le da la real gana, aunque a veces se le va la pinza.

Ojo con los egipcios, cuna de la historia y catapulta del cambio. Abrazo a los pueblos que tienen más futuro que pasado. También a los chicos de Bahrein que demuestran que el petróleo no da la felicidad.

Me mosquea sobre todo y por encima de todo los que tienen en su mano el tiempo, y que además nos venden los relojes (made in China comunista). Envidio a los que pueden mirar las estrellas desde la arena del desierto y entender que todo esto da igual.

Además y como colofón me produce una sana e inocente alegría, cada vez que te veo salir y sé que desde ese momento estas construyendo el mañana, que consigues que cada día sea un gran viaje y que cada noche sea tu  sueño.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...