lunes, 7 de febrero de 2011

La niebla

Así hemos amanecido hoy a orillas del Mar Menor
Hoy el día ha amanecido entre brumas densas y pesadas. El día ha nacido con velo, pareciera rendir homenaje a los valientes que en el sur desafían a los dictadores, dictadores que aquí no sabíamos que lo eran, nadie nos lo dijo, no nos preocupamos por saberlo.
El velo de la niebla nos ciega , nos deja inermes ante los que dominan los anticiclones del futuro, no vemos , no sufrimos.

He descubierto por curiosidad una frase, que me ha encantado.

La frase:

"Un filósofo es un tipo que sube a una cumbre en busca del sol; encuentra niebla, desciende y explica el magnífico espectáculo que ha visto".
William Somerset Maugham

Una vez, en la otra punta del mundo (literalmente), después de caminar unos 18 kilómetros, andando ya cuesta abajo, reventados y exhaustos,mis acompañantes y yo nos cruzamos con unos caminantes tardíos (gringos). El norteamericano pregunto: ¿Como está el tiempo allá arriba"-Yo contesté: "hay una niebla de mil demonios", mi compañero (chileno de Talca) , ipso facto me corrigió:"Aun así, el espectáculo merece la caminata".
Él entendía que en el camino hay mil metas, mil hitos, y que la cumbre era solo la excusa. A mi solo me querían explotar las piernas. Luego una vez pasado el dolor , en mi memoria solo queda un bello recuerdo, un día majestuoso de los que merecen la pena ser vividos. Está claro quien  es el filosofo. Quien ve más alla del pasajero presente.


La prueba:

La niebla en Las Torres del Payne

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...