lunes, 14 de febrero de 2011

Las esperas

Dice el sabio refranero español, cultura popular lo llaman, que “el que espera desespera”.

El viajero de vocación y/o de profesión debe estar acostumbrado a esperar. El vocacional normalmente debe aguantarse las ganas durante prolongados periodos de tedio antes de poder embarcarse. El profesional tampoco se escapa ya que aunque viva de eso no puede huir, ni viajar en el tiempo y por ello debe comerse horas y horas de incómodos asientos en aeropuertos; estaciones o puertos.

Por eso el que quiera viajar, y más allá el que necesite viajar para seguir vivo, debe ser una persona paciente. Es verdad que en los últimos tiempos con las tecnologías y las gentes enganchadas a sus i-phones (por ejemplo) las posibilidades de desfallecer y desesperarse son menos. Para mi la manera de pasar el tiempo es un buen libro (en papel) y como no, un buen compañero/a de viaje que debe ser…paciente, entre otras cosas.

Aquí os dejo unas cuantas fotografías viajeras hechas durante los ratos que están en el limbo entre la espera y el mejor de los aburrimientos, el viajero.


Lime Street, Liverpool. Esperando tren a Londres

Sidi Bou Said, Esperando un Taxi.


Billund (DK), esperando, buscando un camino.


Calassetta .Saverio y Raquel en Cerdeña, esperando al Ferry

Legendaria estacion de las Docas Lisboetas

Despues de tres horas llego el Ferry Banjul-Barra (Gambia)

Cosas de Londres...


El vuelo mas al sur de mi vida...Llego con retraso.

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...