jueves, 29 de abril de 2010

Deportes y deportistas



Me gustan los programas de Jesús Calleja, y es verdad que los veo como un entretenimiento, como un partido de fútbol.Estos programas tienen un doble filo, uno de difundir un "deporte" sano, ecologista y muy meritorio. Otro que se banaliza el peligro , muy a menudo uno se olvida de como se juegan el pellejo esos señores que se van al techo del mundo a ver que tales vistas hay.
Hoy en toda la prensa nacional comparten portada dos deportes: Fútbol con la"heroica" resistencia de la defensa del inter. Y alpinismo-montañismo, con el tristisimo fallecimiento de Tolo Calafat a mas de 7500 metros en el Anapurna.
 El alpinista no se vio con fuerzas para terminar el descenso y quedo a la espera de mejorar su estado (padecía un edema cerebral por la falta de oxigeno), paso una noche a la intemperie, desde el campo base organizaron el rescate, después de que la coreana "Miss Oh", que le disputa a Edurne Pasaban el record de los catorce picos mas altos rechazara enviar a sus sherpas, hoy se da por muerto al alpinista, citando fuentes de la expedición:

"...el helicóptero y el sherpa que habían acudido en ayuda de Tolo han estado durante horas buscándole por la zona en la que se encontraba, pero al no dar con él por ninguna parte han decidido suspender las labores de búsqueda, lo que supone dar por muerto al alpinista."

Según el veterano Juan Oiarzabal, ni siquiera se podrá recuperar su cuerpo, en casi ningún caso se hace esto porque se ponen en peligro vidas de mas gente. Esto quiere decir que Tolo se quedara en su tercer ocho mil para siempre, cubierto de nieve.

Me llama la atención la serenidad que tienen estos hombres y mujeres, miran a los ojos de su destino y lo desafían. Unas veces ganan la batalla y vuelven a casa con congelaciones y/o amputaciones y otras se quedan allí arriba , cerca del cielo. Eso es amor a lo que uno hace, dejarse a diez mil km a la familia y la vida a 7.000 metros de altura. ¿cuantos de nosotros estaríamos dispuestos a jugarnos la vida por nuestro oficio?.

Mientras tanto en el Camp Nou veía a la gente enloquecida, a los multimillonarios jugadores "dejandose la piel" en el campo, lágrimas, provocaciones y finalmente aspersores. No hubo épica. Los idolos nerazzurri vuelven a Italia en primera clase. Los blaugrana un poquito mas tristes, pero en su coches de lujo. Ciertamente aman lo que hacen, pero sospecho que no arriesgarian su status por ello.

En la montaña el que pierde es el que muere, en el fútbol no existe la épica ni el honor. Unos no saben ganar y otros no saben perder.
El Barcelonismo esta triste, la familia de Tolo llora una perdida irreemplazable. La proxima temporada habrá otra champions, no habrá mas ascensiones y descensos para el alpinista mallorquín.
Desde aqui mi humilde homenaje a un nuevo heroe.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...