lunes, 20 de septiembre de 2010

Dinamarca

La bella ciudad de Horsens
Hoy hace en mi tierra un día gris. Llueve a ratos y el cielo esta plomizo tanto que parece que iba a caerse a pedazos.
Este entorno plúmbeo me ha retrotraído al verano de 2008 cuando en plena canícula española, viajamos a Dinamarca en busca de un poquito de fresco. Yo ya conocía aquella tierra desde 2004 cuando visite Copenhague dos veces, pero sobre todo tenia en mente la novela de Ken Follet "Vuelo Final" que con su narrativa fácil me evoco las neblinas y gélidos vientos de aquel país.
La bonita Aalborg
El caso es que ya tenia algo de formacion danesa, por eso sin problemas cogimos un vuelo de bajo coste desde Valencia a Billund, alquilamos un coche y nos aprestamos a recorrer la península de Jutlandia. (Copenhague esta en una isla al sur).

En Dinamarca, donde se juntan las más bellas valkirias cabalgado sobre bicicletas de paseo (bajo un frío y lluvia impenitentes), con los más desagradables retazos de "ranciedad" que me he encontrado en este mundo. Es verdad , gente seria, demasiado seria.

Allí pasamos una semanita refrescante, cuando en España apretaba el calor, cuando en mi trabajo de entonces los aires acondicionados averiados reinaban por encima de todo.
 Otro Road trip, con coche alquilado, una ración de Caseten Rancien, un poquito de paté, campos vastísimos y carencia de saco de dormir, valdrían para resumir esa semanita de agosto por las bellas tierras y fiordos de aquel limpisimo, civilizadisimo y carisimo país.

Lo mejor, el helado artesanal de Horsens, lo peor lo helado que me quede cada noche sin saco de dormir (insisto). Una ilusión cumplida: conducir por la arena de la playa, un objetivo: Skagen donde se juntan el mar del norte y el báltico. Una perdida: mi chancla que navego bucólicamente en ese mismo gélido mar báltico. Mil paseos por playas espléndidamente vacías y unos nombre en el recuerdo:

Billund (Perriten Rancien);Loken (Rally playero); Frederickshavn (Playa tropical a diez bajo cero);Ahrus (Nada de nada); Horsens (Helado y Casa de acogida, bonita ciudad); Viborg (Fiordo con un expelndido atardecer), Aalborg (Escarchada y con piscina fluvial en la que no me bañaría ni loco).


Caseten Rancien

Posteriormente en http://www.cinconoticias.com/2010/06/dinamarc-amas-que-vikingas/ dentro de una serie que hice sobre Escandinavia trate de una manera mas profesional el país, pero lo cierto es que desde la primera vez que lo visite me impresionaron sus monumentos humanos y me desencanto el trato de la gente, frió y distante.

Es un lugar ideal para el tipo de viaje de grupo de amiguetes en busca de paisajes nórdicos, o para viajeros poco arriesgados que busquen belleza pura y dura sin transmisión al espíritu.  

Galicia

Por avatares de la vida esta semana pasada estuve en Galicia, mas concretamente en Lugo. Hoy que aquella tierra arde a manos de terrorista...