lunes, 13 de septiembre de 2010

Me pido ser un G.I Joe

En los últimos días ha saltado a los medios (por segunda vez) la intención del excelso gobierno autonómico murciano, de propiciar la creación en uno de nuestros secarrales de un parque temático para el cual Paramount ha cedido su marca, es decir no pone un duro. Aunque dice el Sr Cruz, su ilustrísima "el sobrino", que llegaran los inversores... Sinceramente lo dudo. Espero que esto salga adelante y me equivoque, pero a mi desde hoy me huele a chamusquina.

Me dicen los afines a Valcárcel que esto es un ejemplo de progreso y de cómo crear empleo. Si esto es así, ya te digo que me pido ser un G.I Joe, que el capitán América ya esta pillado (me han dicho que Aznar tiene los derechos para España) . Porque va a ser de lo poco que un licenciado universitario pueda pescar en esta región.

En estos tiempos de agonías económicas cualquier cosa es mejor que nada, pero una vez más nos alejamos del modelo que creo es el mejor: Excelencia.

Todos hemos viajado a cualquiera de los parques temáticos españoles (que pierden dinero a espuertas, por cierto) y todos hemos decidido no volver nunca más. Por los precios, porque al final te cansas de las colas o porque ya no tenemos doce años.

Desde este blog llevo tiempo defendiendo un modelo turístico diferente al de sol y playa, al de resort y piscina o al de si te he visto no me acuerdo.

Flavio , uno que no vendra nunca a Murcia
Esta es una bitacora esencialmente viajera y como tal, y después de haber visto algunos países y algunos "estilos", estoy convencido que si bien mucha gente acude a Port Aventura anualmente, muy poca vuelve. También creo, sin miedo a equivocarme que Flavio Briatore no ha subido nunca en el Dragon Khan, y eso que a él los 50 pavos de la entrada se la soplan.

Con esto quiero decir que si se crea este parque será redundar mas aun en el pan para hoy, y que aunque ejercer de X-man en medio del calor del Agosto murciano es un oficio muy honroso, creo que la juventud murciana puede y debe aspirar a algo más. Se me ocurre, por ejemplo, que un parque tecnológico, poblado por ingenieros e innovadores, atraería bastante más riqueza y con bastante más estabilidad que uno poblado por pequeños ponys.

Pienso que seguimos enfrascados en el “cualquier cosa es buena”, en el complejo de inferioridad con respecto a Europa y como no, con respecto a América, y que los turistas con dinero de verdad, los que se dejan la pasta y el nombre en Cerdeña o en la Costa Azul no vendrán nunca a ningún parque temático de la Paramount, de la Warner o de lo que sea.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...