lunes, 3 de enero de 2011

El camino mas ancho

El lago Nahual Huapi (Argentina)
Este año nuevo quiero empezarlo con los mejores deseos que se me ocurren para todo el mundo, solo dos cosas: Muchos viajes y salud para vivirlos intensamente.


Yo por mi parte me planteo la hipotética situación de en un futuro cercano tener "laburo" como dicen en Argentina, amarrarme a la rueda unos meses para disponer de "la plata" (siguiendo con el argot porteño) para diseñar viajes, aunque se puede viajar con poco dinero, hacerlo sin ninguno es imposible.

A veces la gente me pregunta y donde iría si pudiera hacer el viaje que quisiera. Lo cierto es que siempre he hecho el viaje que yo quería. Desde que salí en las primeras excursiones con el cole, pasando por el viaje de estudios del instituto, o el viaje de fin de carrera de la universidad, todos y cada uno de los viajes han sido "el que yo quería", porque lo que yo quería y quiero es viajar. Me da igual la comida, el alojamiento, el lugar...El camino es la recompensa. Desde los programados viajes estudiantiles, hasta los que vinieron luego... la fría noche en la Patagonia, pasando por las borracheras de Liverpool, los interrailes, los hoteles africanos, las indigestiones danesas...todo merece la pena todo es lo que yo deseaba , todos los viajes son únicos , ejemplares e irrepetibles. Todos son un aprendizaje. Dice un personaje de la novela de aventuras que estoy leyendo: "Un hombre debe caminar mientras pueda para hacerse sabio", este es el resumen perfecto.

Obviamente, cada uno tiene sus pequeños sueños, sus lejanas kimeras y a pesar de lo dicho, si a dia de hoy pudiera elegir me subiria a una de las embarcaciones de la Barcelona world race para dar la vuelta al mundo a vela, ese es el viaje definitivo. El mar es el camino mas ancho.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...