martes, 28 de diciembre de 2010

Los errantes y el espíritu de Orgósolo


Uno de los hogares del viajero: Su tienda de campaña.
Esta navidad he estado leyendo mucho, sobre todo blogs afines y publicaciones digitales de periódicos nacionales e internacionales. Estoy un poco cansado de la cantinela de la crisis, del "asco de vida", del pobre de mi...Yo mismo he llegado a caer en los brazos de la fiebre y he publicado algunas entradas con un tono demasiado lastimero.
 Por eso, como decía he leído mucho "de lo alternativo", y entre este espectro lo que más me ha gustado ha sido una entrada (Como viajar barato) de una compañera bloguera y viajera a la que no conozco en persona pero con la cual tengo una cosa en común: Espíritu errante. Su blog tiene un enlace fijo en el mío desde el principio de los días, y leo cada una de sus entradas con atención. Es una rara avis, una viajera de verdad, con vocación y que además tiene arte para fotografiar y escribir sus peripecias. En su bitácora todos los viajes son buenos y todas las cosas chungas que pasan son anécdotas para dar sabor a la aventura. Esa es la actitud del buen viajero.Esa es la manera de enfrentar la vida , con buen humor y ganas cuando no todo sea de color rosa chicle. Aquí os dejo el enlace al mundo de los viajes de Inés.

Por mi parte y recuperando el optimismo y las ganas de seguir en la brecha hoy os regalo unas  fotos de Orgosolo en Cerdeña. Es un pequeño pueblo cerca de la ciudad más importante del centro de la isla (Nuoro), los turistas más tradicionales suelen perderse esta pequeña joya contestataria. Es muy curioso ver a los lugareños embutidos en sus tradicionales trajes sardos (pana incluida) a más de 30º. Pero lo mejor de este pequeño pueblo es el aire de autenticidad, lejos de vila certosa y de la Costa Smeralda, aquí todavía se respira el aire partisano y el espíritu de la isla. Cerdeña tiene muchas cosas que ver y una de ellas es este rincón de unos 4000 habitantes donde en los muros se clama contra la injusticia.

Además de esto en la zona centro de Sardegna se pueden encontrar vestigios arqueológicos de gran valor como las Tombas di giganti, o las cuevas de hadas (En realidad enterramientos megalíticos) en un entorno prácticamente virgen.

"A partir de finales del siglo XIX el nombre de Orgosolo se difunde en Europa tras la estela de numerosos episodios interpretados en clave de bandolerismo.
En los años 50 del siglo pasado, los estudios antropológicos de Franco Cagnetta evidencian la existencia de una comunidad arcaizante en plena Europa, en el centro del Mediterráneo, en neto contraste con el desarrollo propio de la modernidad. Tal lectura la asume también Vittorio de Seta en su largometraje “Banditi a Orgosolo”, obra maestra y cumbre del Neorealismo italiano, que contribuye notablemente a difundir la fama del pueblo.

A principios de los años 70 del siglo XX se remonta otro fenómeno, esta vez de alto contenido artístico, además de social y político. Hablamos de los murales que singularizan característicamente al centro habitado de Orgòsolo como un unicum de entre los paesi dipinti, donde los murales son vistos cada vez más como una opción de ornamentación urbana.

Los murales de Orgosolo nacen y se desarrollan en un ambiente socio-político que involucra activamente a sus habitantes, primero con los chavales de las escuelas y luego con la participación crítica de la colectividad de los mensajes ahí contenidos." Fuente: http://www.comune.orgosolo.nu.it/


El pasatiempo local: Disparar a las señales.

Tomba di giganti cerca de Orgosolo. 4000 años de historia la contemplan
Los murales típicos son la expresión del pueblo.