lunes, 21 de junio de 2010

Caminar es el verbo mas bello



Hoy me he levantado bloqueado, no es fácil encontrar la creatividad cuando uno está inmerso en una actividad tan repetitiva, monótona y desesperante como el opositar.

Me he buscado y rebuscado en las entretelas del pasado y he querido contar un viaje que ya hubiera hecho y sin embargo no he podido. Por eso me he preguntado: ¿Si en vez de estar aquí y ahora estuviera en otro sitio y otro tiempo cual me gustaría que fuera?.

Pero como estoy bloqueado, solo podía pensar en el examen del domingo. Entonces he decidido que de aquí a que termine de una vez esta obligada reclusión me quedo aquí y mi mente, que ya lo había decidido antes, está de acuerdo, por eso no me deja soñar ni recordar.

Estoy en un extraño estado de pensamiento único, de postura única y de machacones ritmos, sé que es lo que toca; se que queda poco; se que merece la pena.

Es curioso, porque estoy seguro que cuando pueda explotare viajeramente hablando y me encontrare con el otro yo, ese que viajando se asoma otras almas, que diría Javier Reverte. Ese otro yo, que me está esperando en la puerta de la biblioteca para ir a reunirme con vosotros, y encontrar a los otros que aun no conozco.
Pero hoy y ahora no se pensar, no se soñar, no se recordar, estoy en modo automático solo puedo caminar que como decía Julia en aquella novela "...es el verbo más bello".

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...