lunes, 7 de junio de 2010

Mare Nostrum

Esta semana me temo que va a ser otra semana llena de noticias politizadas y manipuladas sobre barcos y flotillas. El mar Mediterráneo siempre ha sido un mar muy transitado y dentro del cual han vivido y guerreado la mayor parte de los imperios de la historia.

Hoy en día cuando el mundo gira alrededor de una casa blanca en una joven ciudad de América, y quizas un poco mas alrededor de una elegante oficina en NY, este rincón del mundo con sus atardeceres rojos sigue desatando pasiones, sigue fabricando historia en plena era de la muerte de las ideologías y de las ideas.

Las gentes que viven cerca de esta pequeña balsa siguen siendo apasionadas, siguen creyendo con vehemencia lo que piensan, y ante la invasión del utilísimo anglosajón de vez en cuando saltan por los aires las convenciones, los mercados y lo que haga falta y se escribe un nueva página en el diario conmovido e intemporal de ambas orillas del Mare Nostrum.

Me encanta el mar, y siempre que puedo me escapo a la playa mas cercana, he tenido ocasión de recorrer los fríos acantilados de Cabo Norte y la desolada orilla del estrecho de Magallanes. Puedo decir que he estado dos veces en el fin del mundo, una por el norte y otra por el sur. He visto magnificas playas en el atlántico y en el pacifico, ha nadado en 3 mares y dos océanos. Es un vicio. Cada vez que descubro una playa nueva me conecto directamente a la vida, respiro hondo y me siento libre.
Pero entre viaje y viaje uno tiene la suerte de vivir a la vera del mar Mediterráneo, que es un mar que admiro profundamente, hay sitios mas bonitos, mas salvajes o mas espectaculares, pero aquí nació la civilización y aquí murieron varios imperios. Este mar desde las revueltas aguas de Algeciras, pasando por el paraíso en la tierra en las Baleares, la brillantes aguas de Cerdeña, Roma en el centro de la acción, el Egeo y el cruce de caminos que es el Bósforo, donde se juntan Asia y Europa, donde vive Bizancio y Estambul , aquí nadan tres culturas y muchas inculturas, este es el mar de la vida por excelencia.

Esta semana este pequeño charco será de nuevo el centro de la actualidad, el centro del mundo y el artesano de la historia, sin lógica, sin estadísticas, sin racionalismo, ni utilitarismo, esto es otra cosa.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...