lunes, 14 de junio de 2010

Los restos del naufragio


El titulo de esta entrada tiene mucho de una canción, bastante de una pequeña excursión que hice ayer  y demasiado de actualidad política.

Me encanta la canción del maestro Bunbury, la podéis encontrar en uno de mis discos fetiches: "El viaje a ninguna parte", pero os regalo el enlace por si queréis escucharla ahora. Es una tema de corazones rotos, y de corazones que se rehacen a si mismos. "Los restos del naufragio quedaron esparcidos o desaparecidos o rotos".

Ayer hice una breve escapada a Portman, me interesaba ver la sierra minera de nuevo, sentir el sol un poquito y pasear por una playa un poco especial como es esta.
  Me recordaba a las arenas negras de origen volcánico de las canarias, pero no lo son. Son restos de los depósitos solidos de la empresa Peñaroya: se ha calculado de desde 1957 hasta 1987 depositaron unos 315 millones de toneladas de estériles minerales. Esto colmato la bahía, y modifico definitivamente el paisaje, además de obligar a cerrar el puerto de la población, en la foto de G.Earth se aprecia perfectamente,  y  dañar definitivamente la pesca en la zona. En definitiva un atentado ecológico histórico, que con la complacencia del poder de entonces deja un lugar que durante 2000 años fue Portus Magnus reducido a una playa de residuos , sin ningún valor.
 Da que pensar, si merece la pena el modelo de desarrollo que tenemos a costa del entorno. Yo creo que no. En este caso concreto se cambio el pasado y el futuro por un presente que duro 50 años y que exploto una empresa francesa.
A mi me impresiono esa vista, y mas cuando me encontré con un barco varado en plena "playa", lo cual me pareció muy poético, muy metafórico.


Ese barco podría también ser una metáfora de la deriva política en la que estamos inmersos, el gobierno lucha contra los elementos y la oposición se opone a todo con una saña y una mezquindad que no me sorprende, para ellos España solo merece la pena cuando mandan ellos. Los patriotas.
 Los sindicatos, después del fracaso de la de funcionarios, plantean una huelga general  con el apoyo de la derecha  , que se presenta como dije antes, como "el partido de los trabajadores".

Me parece que mientras nos ahogamos, los que se hunden tiran de nosotros hacia abajo y los que van a ganar con esto, se ríen mientras empiezan a repartirse los restos del naufragio.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...