miércoles, 30 de junio de 2010

Ayer Portugal

Ayer dentro de este marasmo futbolistico en el que estamos inmersos, España, la roja, la selección de toda la vida le gano a Portugal con un golito del guaje (chaval, zagal) Villa.
A este país por un momento se le olvido Zapatero, Rajoy, sus respectivas madres y sobre todo las de los señores representantes de los trabajadores que en nombre de no se que sindicatos paralizaron Madrid ayer. Dejaron a dos millones de personas sin transporte, sin poder ir A TRABAJAR peleándose con por autobuses repletos, para ir a CURRAR. Nuestros sindicatos decidieron no respetar los servicios mínimos y por que les sale de las narices joder a dos millones de trabajadores. Eso es muy social , si señor. Que asco.

En fin,esto es un blog mayormente de viajes y creo que los vecinos que hemos tenido la suerte y el talento de eliminar en el mundial se merecen una entradita.

He visitado Portugal en cuatro ocasiones diferentes, y en circunstancias muy variadas, pero entre todos los viajes he conseguido tener una perspectiva bastante amplia, he recorrido todo el país de norte a sur, y he repetido visita en la monumental ciudad de Evora y la maravillosa, bohemia y decadente Lisboa.

Del país siamés me gusta todo, me encanta la gastronomía (1001 maneiras de hacer el Bacalhaus), la cerveza sureña Sagres y el norteño vinho do Porto.
Me apasiona la música , el fado, es un topicazo pero es cierto que la melancolía destila a través de cada nota, y los fadistas son posiblemente los mejores cantantes que he visto en directo. Hay varios tipos de Fado, y de el norte al sur varía bastante en ritmos, a mi el que mas me gusta es el tradicional lisboeta. La mejor exponente es la impresionante Dulce Pontes, que es bastante ecléctica y se ha desencorsetado un poco y hace otras cosas, pero cuando canta fado es cuando Dulce es mas dulce. Aquí os dejo un enlace por si queréis verla en directo cantando "lágrima" que es de mis favoritas.

Me parece que todo el país es precioso, desde el norte casi gallego a los agrestes acantilados del Algarve y la costa vicentina. Entre punto y punto el Atlántico baña al país y le da el toque marinero que me encanta, en cada pequeño puerto, en cada gigantesca playa , ya sabéis que me encantan , uno puede permitirse el lujo de dejarse invadir por la calma e imaginar horizontes mas lejanos.

Capitulo a parte merece la capital a la que en algún momento dedicare una entrada , hay gente que dice preferir la norteña Oporto que sin duda merece la pena, también marinera y casi en ruinas . 
La primera vez que fui a  Lisboa me enamore, sobre todo de las cuestas del barrio de Alfama, de sus azulejos de colores y a medio caer, de su olor a ropa limpia, de las miradas que acechan en cada "beco" (callejón), de la decadencia de una cuidad imperial que guarda toda la magia, como buena portuguesa, hacia adentro, sin exibiciones. Una de esas ciudades de las que lo mejor que se puede decir es que siempre apetece volver.

Un país maravilloso donde todo el mundo habla portuñol y es entendible y fácil de entender.
Cercano y hermano es uno de mis destinos favoritos y por eso ayer sentí cierta pena...Bueno, no, lo que sentí fue una alegría inmensa y espero que cuando vuelva a visitarlos los portugueses no me lo tengan en cuenta.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...