miércoles, 5 de mayo de 2010

Horizonte Balcanico


Después de la publicacion de la historia de ficción de ayer, un amigo me decía que en este blog ya solo me falta escribir de baloncesto. Bueno pues casi. Hoy voy a hablar de un proyecto que tengo entre manos y que me hace especial ilusión.
Después de mi  examen pretendo hacer un viaje redentor, en esta ocasión las musas me han hecho girar la cabeza hacia los Balcanes. Hay veces que una idea te ronda y aparece por doquier, son señales. Hoy uno de los Blogs que leo "el del Lobo" hablaba de este territorio, de su pasado comunista y de su presente con el fantasma de la Gran Serbia aun pululando.
 Volviendo a los viajes, que es lo nuestro, me reta recorrer esa tierra con tanta historia, tanto deporte. Un cruce de caminos entre dos mundos. El eslavo y el mediterraneo. Seis nacionalidades , tres religiones, una lengua,  dos alfabetos y cuatro guerras en este siglo. Por no hablar de los dos imperios que pasaron por allí a trompicones, el Otomano y el Austro-húngaro. Increíble .

De Croacia me quedaria por supuesto con Zagreb, Split y Dubrovnik (Petrovic, Kukoc,Vrankovic...) . De Slovenia Ljbliana (escenario de Veronika decide morir), de Bosnia Sarajevo y Mostar (Territorio Comanche,y lugar del principio de la I guerra Mundial), de Serbia Belgrado (Ana Ivanovic y Novak Djokovic ), de Montenegro Pogdorica (Pedja Mijatovic en el Valencia), De Macedonia Skojpe (Alexandros)...

Pretendo hacer el viaje en tren, se que las temperaturas serán agradables y las ciudades autenticas. Se que sere capaz de sentir la historia cada mañana y sospecho que el vino y el queso serán buenos. Por eso este proyecto me hace ilusión se juntan cosas que me apasionan como: El deporte; el buen yantar, y un horizonte viejo, ajado por los avatares del tiempo, con cicatrices y heridas que le dan a la tierra un olor especial.  Y como siempre en cada viaje el reto del camino y la sorpresa continua.

Yo por mi parte y como homenaje a la excelencia del basket Yugoslavo prometo volver con mi zurda de oro, no tanto como la de Kukoc, aun mas refinada y elegante empapándome al máximo del aire triplista de los plavis.

La penúltima vez en Italia

Que mejor manera de volver a abrir este blog que con la bellisima Italia. Hace ya seis meses que anduve por aquella maravillosa tierra. S...